RED EURAPMON

EURAPMON es el acrónimo de la red europea que lleva por título “Investigación y Monitorización de y con Rapaces en Europa”. EURAPMON es una de las redes que se enmarcan dentro del Programa de Redes de Investigación (RNP) de la Fundación Europea para la Ciencia (ESF), la cual se desarrollará durante cinco años, desde Mayo de 2010.

El objetivo de EURAPMON es fortalecer la contribución de la investigación y monitorización de y con rapaces en Europa para la obtención de beneficios en términos de salud medioambiental, humana y de la biodiversidad, incluyendo la conservación y recuperación de poblaciones de rapaces y sus hábitat, así como reducir las amenazas químicas para la salud de los ecosistemas y el ser humano.

El problema del cambio climático ha llevado consigo una mayor concienciación política y popular sobre la vulnerabilidad de nuestro planeta. Por otra parte, cada vez somos más conscientes de la repercusión social y económica resultante. De similar importancia al problema del cambio climático es el de la rápida pérdida de la biodiversidad inducida por el hombre; y de la que múltiples servicios de nuestras sociedades y economías dependen. Nuestra capacidad de prevenir, minimizar, mitigar y adaptarse al cambio ambiental exige, en primer lugar, detectar, monitorear y entender este cambio. La vigilancia ambiental, por lo tanto, tiene un papel fundamental que desempeñar en nuestro futuro ambiental, social y económico. Es evidente que no podemos monitorear todos los elementos del medio ambiente, por su número y su complejidad. Por lo tanto, debemos tratar de monitorizar aquellos elementos que pueden aportar una información más útil a un costo asequible.

Las rapaces, como grupo, son prometedoras a este respecto. Las rapaces son normalmente grandes y relativamente fáciles de observar e identificar. Su presencia/ausencia es rápidamente detectada. Como depredadores que son, responden a una serie de presiones ambientales, como el cambio de hábitat, cambio en las poblaciones de presas, los contaminantes y las perturbaciones humanas; y a menudo con considerable sensibilidad. De hecho, su valor como indicadores de cambio se ha demostrado en el pasado – por ejemplo, al revelar el problema de los organoclorados en el medio ambiente.

En Europa, las aves rapaces son ya objeto de un considerable esfuerzo de monitoreo de bajo costo. Tenemos información, razonablemente fiable y comparable, sobre el estado de las especies de rapaces y las tendencias. No obstante, el seguimiento de rapaces en toda Europa sigue siendo irregular. Hay una urgente necesidad de reforzar las iniciativas nacionales y regionales y mejorar la coordinación a escala paneuropea. Esto se aplica a la vigilancia y monitorización focalizada en la salud de las poblaciones de aves rapaces en sí mismas, lo que llamamos “monitorización de (o para) las rapaces”. Por otro lado, también se aplica a la vigilancia y/o monitorización que se centra principalmente en lo que aves rapaces nos pueden decir sobre el medio ambiente, lo que llamamos “monitorización con rapaces”. Y, por último, se aplica a la coordinación entre los que monitorizan para y con las rapaces.

La red  EURAPMON está financiada por las organizaciones miembros de la Fundación Europea para la Ciencia y otros organismos de 15 países; aunque está abierto para todos aquellos países ​​de Europa y de fuera de Europa interesados.