Las reacciones alérgicas graves por picaduras de avispas y abejas han aumentado un 20 por ciento en los últimos diez años.

Según la Consejería de Salud de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la mayoría de estos casos se producen en verano, coincidiendo con la mayor actividad de las avispas y abejas. A ello se une el aumento de actividades al aire libre. Más información en murciasalud.