Veterinarios y Guardia Civil crean un portal para ‘cazar’ a quienes envenenan a perros.

La colaboración entre los distintos actores que participan en la disminución y erradicación del envenenamiento de animales debe ser constante y abarcar todos los sectores. La participación del colectivo veterinario es esencial, ya que está en la primera línea de atención a los envenenados. Su actuación diligente y rápida es crucial para salvar la vida de los intoxicados, pero también son fundamentales para ayudar en la investigación policial y judicial posterior de este tipo de delitos. Por ello, la colaboración y contacto entre los veterinarios y el resto de actores debe ser estrecha y continuada en el tiempo.

Por su parte, la Facultad de Veterinaria y la Universidad de Murcia aportan, desde hace más de 25 años, su experiencia, infraestructuras y buen hacer, a través del Servicio de Toxicología y Veterinaria Forense (STVF-UM). Son ya más de 2.300 los casos investigados desde su creación oficial por la Junta de Gobierno de la UM. En lo que va de año 2021, se ha registrado la entrada de 125 casos para investigación toxicológica en el STVF-UM, aunque hay que recordar que éste es laboratorio oficial de referencia en la lucha contra el veneno de la Comunidades Autónomas de Castilla y León y Valenciana, además de la Región de Murcia. Enlace a la noticia en La Opinión de Murcia